Relaciones toxicas: ¿Qué hacer?

Muchas relaciones de hoy en día, si somos honestos, son disfuncionales. Es decir, no funcionan bien. Sin embargo, resulta que mucha gente se encuentra en una relación así y no hacen nada para cambiarlo. Pero ¿por qué? ¿Cuáles son las razones? Al fin y al cabo, tenemos que distanciarnos de las relaciones toxicas, entonces ¿porque no lo hacemos?

En la imagen se ve un hombre llorando. Se quito sus gafas y se tapa la cara con una mano. Relaciones toxicas pueden causar un momento triste como tal.

¿Qué debemos saber?

Relaciones toxicas son nunca buenas, para nadie. Son dañinas y muy peligrosas. Además, no ganamos nada estando en una relación así. Solo consume y nos quita energía, dejándonos mentalmente exhaustos. Lo mejor que se puede hacer es distanciarse, lo más rápido posible. Es más fácil decirlo que hacerlo, estamos de acuerdo.

La mayoría de las personas que se encuentran en una relación de este tipo son inconscientes de lo que les está sucediendo. No saben o no sienten que la relación esta tomando rasgos enfermizos. ¿Por qué? No se sabe bien. Quizás no quieren ver la realidad como es y tratan de distanciarse de ella. Una característica típica es el aislamiento social, es más, viven en una especie de burbuja. Por miedo, desconfianza o lealtad, simplemente no se atreven a romper ese vínculo toxico y continúan manteniendo la relación en silencio.

Relaciones toxicas: Nuestro consejo

¡Así no debe ser una relación! Debe ser apasionante, con momentos felices y recuerdos inolvidables. ¡Además, los demás tienen que estar envidiosos! Exactamente, ¡envidiosos de ustedes! Amigos, personas cercanas y gente ajena tienen que estar celosos de no tener una conexión de amor extraordinaria como la que tienen ustedes dos, ¿no cierto? La relación tiene que ser bien vista y todo tipo de critica no debería recibir el fundamento necesario para desenvolverse.

Es verdad, una relación debe ser un respiro de la realidad. No obstante, tiene que ser un complemento y no un substituto. Por ende, cuando viene el momento de encontrar una pareja, hay que escoger bien, más bien, no dejarse engañar. ¿Cómo? ¡Muy fácil! Hay que analisar todo detalladamente.

¿En qué me debo fijar?

Cuando conocemos una persona, especialmente cuando hay intereses de relacionarse, tenemos que fijarnos en varias características. Es cierto, la apariencia juega un papel importante. Aun así, no nos podemos dejar engañar por las apariencias. Tenemos que analizar bien a la persona y ver más allá de la capa exterior. Son los valores interiores que determinan como es la persona y como actúa. Por ende, tenemos que tomarnos el tiempo para conocer verdaderamente a alguien.

En conclusión, vale la pena invertir el tiempo al comienzo para así poder disfrutar sin ningún tipo de sorpresa.