Sugar Baby Dating: ¡el puerto seguro para mi identidad!

sugar daddy en acción

Mi conclusión como sugar baby sobre la relación con mi sugar daddy

A veces me pregunto si las personas, por naturaleza humana, simplemente se oponen a los logros de una sugar baby porque en comparación con ellos, envidian el nivel de esfuerzo a través del cual se disfrutan esos logros. Las personas deberían mirarse desde la perspectiva de «quiénes son» y no sobre «lo que hacen».

Recuerdo haber leído un extracto de un libro sobre leyes, que un amigo había olvidado en mi departamento hace algún tiempo. Y por curiosidad, mientras hojeaba las páginas, al azar vi la palabra «vecino».

Por casualidad en ese momento había tenido un gran problema con un vecino, y una palmera que obtuve como regalo (por favor no me pregunten. Ese tendría que ser otro artículo), por lo que comencé a leerlo.

La forma en que hablaba de «vecino» en el contexto del libro (que, por cierto, no tenía nada que ver con mi vecino en ese momento, así que estaba un poco decepcionada por eso) era tan conmovedora en la manera racionalmente lógica que era, que se quedó atrapada en mi mente hasta hoy.

En resumen, definió a las personas afectadas por las cosas que haces o, igualmente importante, las cosas que no haces. Y he pensado en esta cuestión durante mucho tiempo sin poder responderla: ¿a quién estoy afectando tan negativamente con lo que hago?

Sinceramente,

Jannet,

Sugar baby y con la esperanza de vivir una vida con menos prejuicio.